STEAM, educación innovadora para formar profesionales del futuro

La educación actual está cambiando a pasos agigantados. Las nuevas tecnologías, la robótica, la impresión 3D están cada vez más presentes en las aulas y con su irrupción cambian, inevitablemente, las formas de enseñanza. Al menos en aquellas escuelas donde se apuesta por una educación innovadora.

Para poder alcanzar esa meta es evidente que los centros educativos deben prepararse de tres maneras diferentes:

  • Equipamiento: la escuela debe contar con los materiales y servicios necesarios para poder desarrollar todas las actividades que una educación innovadora supone. Dentro de estos servicios o material se encuentran los ordenadores, una buena conexión a Internet, pizarras digitales o impresoras 3D entre otros recursos materiales.

  • Profesorado: son el segundo pilar básico. Los profesores de un centro donde se trabaja por innovar en educación han de ser los primeros que deben, no sólo concienciarse de que la forma de educar cambia a pasos agigantados, sino que son ellos mismos los que han de ser conocedores de ese tipo de herramientas o formas de enseñanza y aplicarlas en el aula. El uso de las nuevas tecnologías aplicadas al aula o conocer los cientos de recursos, muchos de ellos gratuitos, que existen hoy en día para impartir clases de manera innovadora y motivadora, también es fundamental. Precisamente, la motivación es otra de las características de los profesores que desean aplicar en sus aulas una educación innovadora.

  • Alumnado: teniendo en cuenta los dos puntos anteriores, el alumno se encontrará con un aula en la que poder desarrollar habilidades y adquirir conocimientos que más tarde aplicará en su vida, con un profesor y un centro que apuesten por una educación innovadora y con el acceso ilimitado al material necesario para lograrlo. En este sentido, respetar sus tiempos de aprendizaje se imponen como algo esencial.

Así las cosas, desde hace algunos son numerosos los centros que apuestan por la metodología STEM, es decir, por fomentar las ciencias, la tecnología, la ingeniería y las matemátimas (Science, Technology, Engineering and Mathematics). Pero fomentando únicamente estas asignaturas, los expertos en educación se dieron cuenta de que faltaba un pilar básico para que los alumnos de hoy en día, profesionales del futuro, pudieran desenvolverse en cualquier ámbito laboral y social. Por lo que dotar a los alumnos de las herramientas necesarias para adquirir ciertas habilidades sociales también era importante. Así es como se pasa de aplicar solamente una metodología STEM, a una metodología STEAM, es decir, aquella que también añade las artes como parte fundamental de la educación.

Un tipo de educación innovadora muy importante teniendo en cuenta que según el informe La digitalización: ¿crea o destruye empleo?‘ elaborado por Randstad Research y cuyo resumen se recoge en un artículo publicado por El Diario Vasco, la digitalización creará unos 1.250.000 empleos en España durante los próximos cinco años”. Pero los datos que arroja este artículo no se quedan en este punto, sino que concretan que un total de 390.000 puestos de trabajo estarán ligados con materias STEAM y que otros 689.000 darán soporte a los primeros, además de que 168.000 serán empleos indirectos del sector, pero unidos a él. Queda, por tanto, claro que aplicar una metodología STEAM en la escuela es básico para el futuro de los alumnos de hoy en día.

¿Qué es la metodología STEAM?

Como ya hemos dicho, STEAM son las siglas, en inglés de las asignaturas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería, Artes y Matemáticas. Esto permite, no sólo trabajar asignaturas de peso como física, robótica o química, sino que dentro de las mismas se aplican y se tienen muy en cuenta las habilidades sociales, la actitud y el comportamiento del alumno.

Beneficios de la metodología STEAM

En más de una ocasión, desde Habilitas hemos hablado de lo importante que es que los colegios e institutos apliquen una educación innovadora en sus aulas para lo que ofrecemos talleres y formación tanto para alumnos como para el profesorado en temas relacionados con la robótica, el diseño o la impresión 3D. Asignaturas que son esenciales en una metología STEAM.

Algunos de los beneficios de este tipo de metodología son:

  • Fomentan el espíritu innovador en el aula, así como la curiosidad por seguir aprendiendo en los alumnos. De esta manera, la motivación siempre está presente. Son los propios alumnos los que marcan su ritmo y dirigen su aprendizaje, supervisado, de alguna manera, por el profesor o tutor.

  • Búsqueda de soluciones a problemas: a través del punto antes mencionado, pero también mediante el debate con el resto de alumnos. En este sentido, los alumnos también adquieren las herramientas necesarias para tener un espíritu crítico, en el que todas las opiniones tienen cabida, siempre desde el respeto.

Proyectos y herramientas STEAM

Son diversos los proyectos o herramientas que existen en la actualidad orientadas a aplicar la metodología STEAM y que facilitan mucho la tarea del docente. Entre otros cabe mencionar:

  • Minecraft: uno de los más empleados en las escuelas, en el que se trabajan las materias de STEAM y que permite realizar proyectos íntegros con los alumnos.

  • Short y Soft circuits: elaborados por el MIT (Massachusetts Institute of Technology), el primero permite trabajar con marionetas eléctricas y el segundo ayuda a los alumnos a entender cómo funcionan los productos wereable, es decir, la tecnología aplicada a la moda.

  • Noa & Max: una serie de televisión producida por Everis y la Universitat Pompeu Fabra (UPF), que ofrece diferentes herramientas para poder aplicar la metodología STEAM.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *